viernes, 4 de mayo de 2012

Review del 1x20: The Stranger


Afrontamos la review del 1x20 cual fiera tormenta, pues The Stranger ha dejado mucho que desear, quizás por venir después de uno de los más brillantes episodios de la serie, con poca acción y repleto de monótonas conversaciones que no me han sido capaces de sorprender.
Comenzamos en casa de Emma y Mary Margaret, donde August instala una nueva cerradura en la puerta, para poder evitar las intromisiones de Regina en un futuro. Emma les dice a ambos que ha contratado a Mr. Gold para poder vencer a Regina en juicio, haciéndose por fin con la custodia de su hijo, que en ese mismo momento, proclama el código rojo en los walkie talkies, para reunirse con Emma en Granny's. De camino al encuentro, August interviene, diciendole que sólo podrá vencer a Regina si le deja enseñarle las cosas con más perspectiva, a lo que ella se opone.


Una vez en Granny's, un misterioso Henry, afirma tener noticias importantes y pregunta a Emma quién más sabía donde estaba guardado el libro, ya que se ha dado cuenta que han añadido una nueva historia, la de Pinocho, de la que todo el mundo conoce el final, pero que no puede terminar en el libro, porque no han añadido el final.

  


En el cuento, Pinocho y Geppeto se encuentran en medio de una gran tormenta provocada por la ballena Monstro, a la que intentan sobrevivir, en su pequeña barca. Geppeto no quiere arriesgarse a perder a su hijo, por lo que quiere que se ponga el único salvavidas que tienen a bordo, pero Pinocho le asegura que flotará, al estar hecho de madera y finalmente es Geppeto quien, al naufragar, aparece con el salvavidas. Ambos se encuentran en la playa junto a los trozos de la barca, donde Geppeto llora la pérdida de su hijo que yace muerto boca abajo en el agua. Entonces aparece el Hada Azul, que convierte a Pinocho en un niño de verdad, mostrandole a su padre que aún estaba a tiempo de salvarlo. Pinocho no puede creerse que su sueño se haya hecho realidad y se lo agradece junto a Geppeto a la buena Hada Azul, que se marcha recordándole a Pinocho que mientras sea generoso, sincero y valiente podrá seguir siendo humano.

August admira con nostalgia el sombrero de Pinocho, que está en su escritorio y decide llamar a Mr. Gold, para que puedan encontrarse. Intentar salir deprisa tras ponerse la chaqueta, pero le asalta un fuerte dolor en su pierna, que le hace sentarse y cuando se remanga el pantalón deja al descubierto su pierna, que es de madera.

Mary Margaret vigila el recreo cuando se encuentra con Regina, a la que perdona inmediatamente, por haber querido inculparla y se compadece de ella, ya que su vida debe estar muy vacía, si sólo es feliz truncando la felicidad de los demás. Después de la conversación llega Henry para ver a su madrastra, que le entrega el almuerzo que había olvidado e intenta convencerle para cambiarse de clase. Pero éste no sólo rechaza su petición sino que además le dice a modo de discurso que haga lo que haga no bastará porque Blancanieves será feliz con el Príncipe y el bien ganará. Creo que después de esto, Henry la ha dejado patidifusa y ha demostrado una vez más, lo valiente y gracioso que es.


El extranjero entra en la tienda de Mr. Gold, y queda muy sorprendido cuando ve que Marco, también está allí. August no parece cómodo con la presencia del carpintero, algo que nuestro Gold rápidamente capta, personalmente creo que se las había ingeniado para que éste encuentro se produjese y le pregunta por qué tiene miedo de saludar a su padre. Pero el señor Booth no está dispuesto a revelar nada más sobre sus asuntos, y va directo al grano pidiéndole a Gold que confie en él para que haga creer a la salvadora. Gold le da su aprobación, y acepta darle un empujoncito para que deba acudir en su ayuda, aunque no sin antes hacer un chiste sobre lo difícil que es confiar en él, conociendo ya su mentirosa naturaleza.


En casa de Geppeto, Pinocho y él se divierten juntos trabajando en un reloj. Del que, cuando arreglan, sale mareado Pepino Grillo que se encontraba atrapado dentro, entonces aparece el Hada Azul, que trae noticias sobre una terrible maldición, que le obliga a reclamar la ayuda del carpintero, para que haga un armario de un árbol mágico, muy parecido del que talló a Pinocho.


En Storybrooke David acude a la ayuda de Regina cuando sale de trabajar, viendo que se le ha parado el coche, la alcaldesa necesita ayuda para llevar las compras a casa, qué casualidad... Ya en la casa de Regina, ésta invita a David a cenar, algo que él rechaza, hasta que la inteligente mujer le hace ver cómo se esfuma su esperanza de cena con Henry porque no vendrá. Asi que David decide quedarse para hacer compañía a la, aparentemente dolida Regina.

En el bosque del cuento, el Hada Azul ha llevado a Geppeto y Pinocho hasta el árbol, donde les cuenta que la madera del árbol convertida en recipiente, podrá salvar a dos personas, por lo que Blancanieves y el Príncipe serán transladado a salvo hasta un mundo sin magia. Geppeto cae en la cuenta entonces de lo que le pasará a su hijo, que no siempre fue humano, cuando la maldición llegue hasta ellos y accede a construir el armario siempre y cuando Pinocho pueda ocupar en el una de las plazas. Pepito interviene en la conversación enojado, e intenta hacer entrar en razón a Geppeto, que, recordándole de forma cruel lo que le hizo a sus padres, logra acallarlo. El Hada Azul pregunta entonces qué le dirán a Blancanieves y al Príncipe, a lo que Geppeto responde que les hagan creer que sólo puede salvarse uno.

Emma desesperada ante la negativa de Gold a ayudarla con la custodia de su hijo, acude a August, que le lleva fuera de Storybrooke para contarle su historia.

Regina y David acaban de terminar de cenar una rica lasaña, y éste ayuda a la alcaldesa a fregar los platos. David aprovecha el momento para preguntarle cómo le encontró y Regina muy astuta, le cuenta una bonita historia, que le encontró en la carretera helado de vuelta a la oficina cuando volvía a por su móvil, y que pese a no necesitarlo de momento, algo dentro de ella le decía que volviese, lo que hace creer al muchacho que el universo quería que encontrasen. Pero cuando ella intenta besarle, David de forma educada la rechaza, y cuando éste ya se ha marchado, Regina iracunda estrella su copa de vino contra el espejo.



El Hada Azul acude veloz a encontrarse con Geppeto, porque a Blancanieves se le ha adelantado el parto y Pinocho no podrá salvarse en el armario, asi que le dice que su única esperanza, reside en que algún día la salvadora pueda devolverles lo que habían perdido. Geppeto asegura que no es necesario que Blancanieves se vaya con su hija, porque su hijo Pinocho, también puede protegerla, pero el Hada Azul no cede y le deja al carpintero el encargo de comunicarlo. Pero Geppeto quiere demasiado a su hijo como para permitir que no se salve, por lo que no le dirá nada a los padres. Decide enviar a su hijo al nuevo mundo tras despedirse de él y asegurarse de que entienda la importante misión de proteger al bebé, que ahora tiene.

August y Emma paran en un bar al lado de la carretera, Emma se muestra inquieta y le pregunta por qué están allí, August le recuerda entonces que allí es donde la encontraron cuando era tan sólo un bebé y le dice que es el sitio clave donde comenzaron sus dos historias, confesándole entonces que él fue el chico de siete años que la encontró.


En medio del bosque un árbol explota y de dentro sale con cuidado Pinocho, se atemoriza cuando ve volar sobre su cabeza un ruidoso avión e intenta entrar al tronco de nuevo pero es repelido por un poderoso campo de magia que le impide volver a su mundo. Es entonces cuando está en el suelo, cuando recuerda las sabias palabras de su padre, que le encomendó la tarea de cuidar de Emma, asi que se vuelve decidido hacia el árbol y se marcha con la pequeña en sus brazos.

Juntos Emma y August se encuentran caminando, sin lo que parece ser un rumbo fijo, por el bosque, hasta que él se detiene ante un árbol cuya corteza está por un lado hueca y le confiesa por fin, el que siempre ha sido su firme propósito, hacerle creer. Emma se da la vuelta incrédula en un amago por irse, cuando él le responde que no tiene por qué creer todo lo que publicasen los periódicos. Entonces consigue llamar su atención y ella se da la vuelta atenta para escuchar lo que le tenga que decir. August le dice que él es en realidad Pinocho y que fue también quien puso la historia en el libro de cuentos de Henry. Pero la testaruda Emma, rehúsa una vez más a creer, lo que provoca una impresionante indignación en August que cae en el suelo lleno de dolor, diciendo que ha fallado. Ya desesperado, confía en enseñarle su pierna de madera, creyéndola su última esperanza, pero como Emma no se permite creer, todo lo que puede apreciar es una pierna normal. August le dice enfadado que es mucho peor de lo que temía, porque está tan ciega que no se puede ver la realidad, y los dos parecen estar de acuerdo en que Emma se niega a creer y abandona el lugar afirmando que no podrá salvarlos y dejando atrás, a un August totalmente devastado por la situación.

Nos encontramos ahora en la casa de adopción a la que fueron a parar de pequeños Emma y Pinocho, cuando éste último logra hacerla dejar de llorar, poniendo divertidas caras. Después intenta con una herramienta arreglar la cuna de la pequeña, por lo que un amargado hombre le riñe diciéndole que no quiere que toque sus herramientas. Segundos después aparece por la puerta un chico algo mayor que él, con un gran fajo de billetes en su mano, y le cuenta su plan para comprar tickets de autobús y poder largarse de allí. Pinocho le pregunta si Emma podría ir ya que le prometió a su padre que cuidaría de ella, a lo que el chico responde con una rotunda negativa, puesto que no podrán hacerse cargo de un bebé. Pinocho se debate en una difícil situación entonces, pero finalmente abandona a la niña para poder escapar del orfanato, dándole un beso en la frente mientras le pide perdón y cayendo en la tentación, de escaparse junto a los otros.


En Storybrooke August parece haberse dado por vencido, y acude por primera vez a ver a su padre, tomando en consideración las palabras de Mr. Gold. Marco intenta sin éxito arreglar un reloj que August conoce bien, asi que le da las adecuadas instrucciones para que lo consiga. Entonces la conversación se vuelve más personal y August le confiesa al amnésico carpintero que no cree haberse convertido en el hombre que quería su padre, puesto que rompió una promesa y cuando quiso arreglarlo, era ya demasiado tarde. Pero Marco, ante la sorpresa de August, se muestra comprensivo y le dice que por el simple hecho de intentar rectificar su acción, dándose cuenta de que lo que hizo estaba mal, sería suficiente si fuese su hijo. Le ofrece de esta forma y sin saberlo, el perdón que necesitaba a su hijo y le toma como ayudante, gracias a lo que August, podrá pasar al fin, el anhelado tiempo perdido con su padre.

Con el coche en marcha, Emma espera a Henry frente la casa de la alcaldesa para hacerle una importante pregunta. ¿Quiere realmente su hijo dejar a su madrastra para ir a vivir con ella? Henry ilusionado dice desearlo más que nada en el mundo y Emma le ordena entonces que se abroche el cinturón, porque van a intentar (y ya sabemos que en vano) abandonar Storybrooke.

8 comentarios:

  1. enhorabuena por la review! creo que como bien dices es totalmente opuesto al 19, el cual tenia un ritmo frenetico, pero para mi los dos son buenos episodios a pesar de ser tan distintos!

    un saludo y un placer leerte!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por el comentario, es genial que te haya gustado :D

    Igual me he excedido un poco en el párrafo del principio, pero aún así me mantengo en lo dicho porque se ha notado mucho el bajón de calidad de éste con respecto al anterior, por ir inmediatamente después

    ResponderEliminar
  3. Excelente, excelente resumen. Es muy cierto la diferencia de la dinámica, pero creo que quizás lo hicieron a propósito. El 19 tenia que ser trepidante por volver del parón y este quizás baja el ritmo para poder parar la pelota y dejarnos sin aliento con los dos últimos. Se que soy monotematica pero estoy temblando con el Cliffhanger de final de temporada ?cual es la fecha de estreno de la segunda? :D

    ResponderEliminar
  4. Todo apunta a que se estrenará en septiembre de este año, la fecha exacta es imposible conocerla aún. Madre mía, casi 5 meses sin OUAT ... xD

    ResponderEliminar
  5. El episodio más lento con diferencia de acuerdo con la review

    ResponderEliminar
  6. Sé que mi comentario llega tarde pero aún así me gustaría comentar. es cierto lo que dicen que en este capítulo no había nada de acción y sólo diálogos, sin embargo el capítulo me gustó mucho se lo mostré a mi sobrina y a mi hermano y a los dos les gustó y desde entonces son unos oncers como yo ..jajaja....y creo que fue uno de los mejores de la serie, los diálogos no aburrían y mantenían el interés en la serie y el bebé que hizo de Emma era adorable lo mismo que el niño que hizo de August y nos mostró sorpresas como a un Geppeto que fue capaz de chantajear al Ada Azul y que mintió para mantener a salvo a su hijo, además estamos hablando de una serie que se basa en cuentos y todos ya sabemos como terminan, así que muchas cosas en la serie son predecibles como el beso que Emma le da a Henry para revivirlo al final, pero lo mejor de la serie es que nos muestran los personajes de cuentos en una perspectiva más real con defectos, virtudes, miedos, etc. sin mencionar como han tergiversado los cuentos como Mad Hatter que tenía una hija y trabajó para la madrastra de Snow White, todo es una ensalada de cuentos y creo que es eso lo que hace tan buena la serie, tanto que se me hacen largas las semanas para volver a ver OUAT.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón "Anónimo" a mi tb me encantó el episodio, aunque ya se sabia que era Pinocho, pero estuvo bien conocer la historia que había detrás, cómo encontró a Emma, etc.

    ResponderEliminar
  8. Uno de los mejores capítulos de la temporada:

    Uno de los problemas de "Open" es que es muy "disney", o sea, hay mucho "amor verdadero" y muchos personajes "nobles".
    Los cuentos originales son más tristes y siniestros, y me gusta que Pinocho no sea un personaje totalmente bondadoso, como tampoco Gepetto, que por amor, toma una decisión muy egoísta y con fatales consecuencias. La verdad, en este episodio Geppeto se apunta un tanto por ese pequeño lado oscuro que demuestra.

    Me gusta que los personajes no sean realmente perfectos , o que no todo tenga que ver son una pareja enamorada hasta el final de sus días (tanto amor resulta un poco cansino).

    Hay pocos episodios, pero los episodio basados en el cuento de Pinocho se están convirtiendo en mis favoritos junto con los de "Rumpe"

    ResponderEliminar

Queremos saber tu opinión, ¡deja tu comentario!
Notas y normas:
1. Debes tener CUENTA DE GOOGLE para poder comentar.
2. Respeta la netiqueta.
3.Puedes opinar lo que quieras (a favor o en contra de los episodios, personajes, guionistas, etc.) pero SIEMPRE respetando a los demás comentaristas.
4. Está PROHIBIDO PONER ENLACES en los comentarios.
5. Siempre que quieras comentar un spoiler en alguna entrada donde el tema no sea de Spoiler (por ej. en Curiosidades) indica SPOILER al comienzo de tu comentario.
Gracias.